Cartagena, Colombia.

 Es una encantadora ciudad amurallada colombiana de historia rica, paseos variados y fascinantes lugares. Fue fundada en 1533 y las murallas y defensas que rodean buena parte de la ciudad, sumergen al visitante en la época de piratas y corsarios que se disputaban esta ciudad. La excelente hotelería permite elegir entre hoteles modernos pero con una arquitectura y diseño que le hacen honor al pasado; o también se puede pasar la noche en bungalows de la Isla Pirata, muy confortables, pero con los pies siempre en la arena de la isla frente a la ciudad.

 La fortaleza de San Felipe, el pueblo pesquero de La Boquilla, las Islas del Rosario y las playas circundantes dan un espectro amplio de actividades para realizar siguiendo los pasos de García Márquez, un enamorado fiel de esta ciudad.

 Lo más divertido de Cartagena es “La Chiva”, ómnibus abierto pintado de colores en el que viaja una banda tocando música, recorriendo la ciudad y parando en los bares más conocidos.

 Del parque de enfrente al Hotel Caribe salen coches tirados por caballos, que se pueden alquilar para hacer un romántico recorrido de una hora por la ciudad vieja. En este recorrido se pasa bajo los balcones de hierro forjado y junto a la muralla de piedra musgosa para terminar la noche bailando en alguno de los mejores lugares que ofrece la ciudad para disfrutar de la noche.

 Lo mejor que pueden hacer dos enamorados es cerrar la noche con un trago en el mirador de la torre del antiguo Bodegón de la Candelaria, donde un pianista se encarga de darle un toque de magia a la noche. Mientras tanto, bajo los farolitos coloniales, el turista podrá mirar el mar imaginando historias de corsarios, galeones piratas y tesoros hundidos. Un espectáculo digno de ser vivido de cerca y en pareja.

One thought on “Cartagena, Colombia.

  1. carolain on

    me gusta mucho todo estoooooooooooooo amiga :)
    te quiero por demás!