Rio de Janerio, Brasil.

 Nada mejor que un clima tropical, hermosas playas e interminable alegría local para pasar unos días a puro romance. Los hoteles a orillas del mar son ideales para apreciar la naturaleza de Rio de Janeiro desde el balcón y lograr un clima íntimo inigualable.
 Imposible no visitar playas tan exclusivas como Copacabana e Ipanema. Es muy recomendable visitar el cerro Pan de Azucar, donde podrán usar el teleférico para ver todo el paisaje desde los cielos, abrazados.
 Además, está el Cerro de Corcovado, en el que se posa la imponente figura del Cristo Redentor, un punto turístico al que no pueden faltar.
 La majestuosidad de sus paisajes y la variedad de atracciones harán de tu estadía en Rio de Janeiro sorprendentemente romántica.

Comments are closed.