Argentina quiere reforzar su posicionamiento internacional como turismo de golf

Argentina. Luego de haber sido distinguida como el mejor destino de golf de Latinoamérica y el Caribe para 2011, según el criterio de la Asociación Internacional de Touroperadores de Golf (IAGTO), que recoge la opinión de 350 operadores en alrededor de 50 países, esta nación ha decidido apostar por imponer la marca “Argentina” como destino de golf en diversas ferias internacionales, buscando atraer muchos más viajeros de este segmento, que se distingue por su alto poder adquisitivo.

En la actualidad, además de 320 canchas de golf, existen en Argentina alrededor de 10 agencias especializadas que combinan ofertas de turismo y golf. En la última temporada, el negocio creció un 15%, y proyecta para 2011 una facturación cercana a los 2 millones de dólares solo en Buenos Aires, donde compañías  como Golf and Tour, Patagonia Golf y Discover Golf sostienen que esa cifra contempla sólo la venta de green fees (permisos para jugar) y prestaciones vinculadas al deporte.

En un largo artículo sobre el tema publicado por Clarín, directivos de esas firmas corroboran que las visitas que llegan al país a practicar golf gastan hasta cuatro veces más que un turista “tradicional”.

La oferta se centra en el “golf day”, que incluye a los guías, el ingreso a las canchas, los palos, caddies, carritos eléctricos para trasladarse dentro de la cancha, algún refrigerio y hasta un brindis con champaña al final del partido. “Una prestación de este tipo puede costar entre US$80 y U$S300”, puntualiza Matías Ronconi, de Buenos Aires Golf and Tour.

Es por ello que mientras un turista tradicional gasta en promedio unos 106 dólares por día en Argentina, el gasto de un golfista amateur puede rondar los 450 dólares.

Sin embargo, para Jorge Peralta, director de Patagonia Golf, la principal dificultad para el negocio reside en la marcada estacionalidad del mercado, que crece notablemente en épocas de calor, entre los meses de octubre a fines de marzo. “Los golfistas se mueven buscando buenas temperaturas. Para sortear este problema, algunas agencias empiezan a desarrollar propuestas para fomentar el turismo emisivo (enviar turistas al exterior a cambio de una comisión) y también le apuntan al universo corporativo”, explicó el directivo.

Así, gestionando alternativas e intentando mantenerse a tono con las tendencias internacionales, lo cierto es que tanto los operadores locales como el Instituto de promoción Turística (INPROTUR) de Argentina han descubierto en  esta actividad un nicho con gran potencial de desarrollo y se han unido para garantizar su impulso en el futuro inmediato.

 

FUENTE: CARIBBEANNEWSDIGITAL

Comments are closed.